Monday, September 14, 2009

La señora con cara de vidrio
La Rosa de Guadalupe, Televisa
Catecismo fortificado para adolescentes
Obligado por las crueles rutinas del azar, de lunes a viernes siempre termino oyendo, e incluso viendo este programa que se inscribe dentro de un nuevo género televisivo, el catesitcom o comedia religiosa de situación.
Sorprende que Televisa haya tardado tanto en presentarnos un programa donde la madre de todos los mexicanos es la protagonista, tal vez para obtener los apoyo$ para la construcción de la plaza mariana, esa que anuncia un… la verdad ni sé que es, pero que insiste en que la virgen le habló y le dijo que construyera esa cosa, pero primero que juntara un buen de centavos para lograrlo.
Volviendo al programa, al principio empezó con mano dura, era una declaración de guerra contra los movimientos pro-aborto, en esos episodios se veía a una pareja de adolescentes descubriendo la bendición que es quedar embarazados, sobre todo si sucede el milagro que sus padres esten dispuestos a cuidar y mantener al trio de chilpayates, todo terminaba de manera celestial, el muchacho encaraba la nueva responsabilidad, y la chica volvía a la escuela feliz de la vida como si en vez de un hijo hubieran decidido adoptar un perro, nada del otro mundo.
Luego de varios episodios de este tipo, en unos la muchacha se quedaba sola a perpetuar la especie de madres solteras pero creyentes y en otros ambas familias le entraban al quite casi a punto de bailar, de ahí se fueron con todo y para todos: la migración, el desempleo, la anorexia, el alcoholismo y un sinfín de malestares que aquejan a la sociedad mexicana, se han extendido bastante con el asunto del internet, que el ciber-amigo o el ciber-novio, todos una bola de pederastas, para todos ellos existe un milagro para resolverlos. Menos los abusos sexuales de los sacerdotes.
Antes del milagro aparece una rosa blanca, de ahí el nombre del programa, que nadie sabe de dónde salió, y cuando el milagro por fin sucede, a las personas se les mueve el cabello como si acabaran de encender el aire acondicionado o les pusieran un ventilador eléctrico en la cara, cuando el dueño del milagro tiene mucho gel en el pelo o es calvo uno debe poner atención a la musiquita celestial y asunto arreglado , y en qué consisten dichos milagros, por lo general la gente entra en razón y realiza actos de constricción, perdona al hermano, pide disculpas, acepta que estaba equivocado, reconoce sus errores y decide cambiar, aquí admito que el programa tiene razón, no hay mayor milagro en este país que recuperar el sentido común, como el caso de la chica blanca que se obsesiona con broncearse hasta convertirse en un camarón que habla. O el de los padres que buscan otro diagnóstico antes de aceptar que a su hijo le hagan un transplante de esqueleto o algo así, digo, si uno lleva su auto con otro mecánico, porque no llevar a su hijo con otro doctor.
Los episodios sobre las drogas merecen una mención aparte, son divertidisimos y muy variados, hasta ahora sólo le faltan los hongos, porque le han entrado a todo, incluso a los poppers, ver a las actrices adolescentes actuando como si jamás en la vida les hubieran dado volantín son para reírse un buen rato, al final la virgen le habla al personaje que se libera de su adicción pero su mensaje va dirigido a todos: las drogas son malas, la verdadera belleza está por dentro, la fe mueve montañas pero sobre todo ponganle atención a sus hijos por que a esa edad son unos imbéciles y si sus padres andan por las mismas, pues como que los milagros se dificultan bastante.
Si no tienen nada que hacer de 4 a 5 de la tarde, cualquier día de la semana prendan el televisor y vean este programa, no tienen que ver el episodio completo, en menos de 10 minutos sucederá el milagro: un programa de Televisa los hará reir.

2 comments:

  1. hace mucho mucho tiempo que el canal de las estrellas no me hace reir. le daré la oportunidad a la televirgen de guadalupevisa... ora que, qué bueno que en tiempos de la virgen allá por el año cero, el aborto no estaba legalizado, si no jesús no nos hubiera salvado y el mundo estaría lleno de asesinos seriales, tirándole más bien a la masa, paseándose por las calles de alguna hipotética ciudad del mundo, a la que llamaríamos, err, digamos: Juárez.

    ReplyDelete
  2. Tienes razon televisa solo se ha dedicado a realizar programas de chistes super malos nada instructivos

    ReplyDelete